Tus defensas no necesitan Actimel

 

 

Tus defensas no necesitan desayunar Actimel.

 

 

 

 

Actimel es uno de los productos estrella de Danone. Un ejemplo más de cómo crear una necesidad inexistente y cómo dar por ciertas afirmaciones que no están demostradas. Una dieta equilibrada, algo de ejercicio y sueño reparador es lo que necesitas para fortalecer tus defensas.

Una buena campaña publicitaria, un eslogan repetido durante mucho tiempo, algún testimonio... es todo lo que hace falta para convencer a muchos de los beneficios de un producto, aunque no exista evidencia científica que lo avalen.

La verdad sobre Actimel

 Actimel es una leche fermentada entre cuyos ingredientes se encuentra un microorganismo (el Lactobacillus casei inmunitass), exclusivo de Danone. Este probiótico en realidad, es equiparable a cualquier yogurt del mercado , si bien tiene un precio muy superior. Y desde un punto de vista estrictamente nutricional, serían necesarios tres botecitos para alcanzar un simple vaso de leche.

Ciertas marcas han introducido  la presencia de vitamina B6 la que realmente ayuda al buen funcionamiento del sistema inmunitario.

Pero en cualquier caso, un producto, por más enriquecido que esté con vitamina B6,no es suficiente  para “sentirse vitales” y “reducir la sensación de cansancio”

La relación entre la alimentación y salud no depende nunca de un único alimento sino de una dieta equilibrada y variada, a la que conviene añadir un adecuado ejercicio físico continuado, frente una bajada de defensas debido a la falta de sueño, el estrés, el trabajo, las tareas de casa..etc, la solución es comer bien, repartir cargas de trabajo, delegar y dormir.

http://www.ocu.org/alimentacion/alimentos/noticias/actimel